Inicio arrow Artículos de prensa arrow BUSCANDO “EL DORADO” EUROPEO
BUSCANDO “EL DORADO” EUROPEO PDF E-Mail

Escribo el presente texto con la intención de aportar  informaciones y reflexiones que ayuden a lograr un juicio más ajustado, más objetivo sobre  la inmigración en España. Es un fenómeno que provoca, cada vez con mayor frecuencia, reacciones muy condicionadas por las emociones y muy poco por las razones. No deseo realizar un estudio científico y completo sobre esta realidad, sería demasiado pretencioso por mi parte. Se trata simplemente de dar algunas pinceladas.
 Existen temas relacionados con este asunto: llegada de organizaciones de delincuentes, mafias especializadas en la trata de personas, benevolencia del código penal español, celebración de matrimonios amañados, etc. cuyo tratamiento excede el  objetivo de este artículo y que son imprescindibles para completar el cuadro. Animo desde aquí a su consideración y estudio.
 A mediados del último mes de febrero conocí a las personas de una familia guatemalteca que acababan de llegar a la Región de Murcia. Componen la unidad familiar Cesar  y Mirna , padre y madre; Alejandro J.,  K. Nahomi  y Génesis Fernanda, hijos e hija de 12 años, 4 meses y 6 años de edad respectivamente. Han abandonado en Guatemala sus escasas pertenencias y  decidido iniciar un nuevo proyecto de vida en España (Europa).
 Tradicionalmente, el emigrante guatemalteco se ha dirigido a  Estados Unidos de América, por proximidad geográfica; allí residen un millón y medio de personas de esta Nación hermana. Durante los últimos años las autoridades  U.S.A. han endurecido su política en materia migratoria y las vidas de todas las personas se ven afectadas por la  denominada  globalización; ambos hechos son causas directas de la mayor afluencia de personas centroamericanas a los países europeos, preferentemente a España por cuestiones culturales.

 Estas cinco personas han viajado a España con  intención de quedarse a vivir de manera definitiva; transcurridos tres meses desde su llegada,  pasarán a engrosar el elevado número de personas inmigrantes sin documentación que permita su residencia en España. Al no poseer permiso de residencia; los miembros adultos de la familia, padre y madre, no podrán trabajar con la protección que implica la existencia de un contrato de trabajo. Se verán obligados a aceptar empleos sin  contrato: cuidar ancianos, empleada de hogar, cuidar niños, agricultura, etc. Empleos que los españoles ya no queremos ejercer. Estarán expuestos a un variado tipo de abusos laborales.
 Sus escasos ingresos les impedirán vivir solos en una casa, tendrán, muy probablemente, que compartir una vivienda con personas ajenas a la familia. La cocina, baño, comedor, etc. serán de uso común. Experimentarán otras duras condiciones de vida que se prolongarán, como mínimo, durante tres años; después de este largo periodo sin abandonar suelo español, si tienen mucha suerte, podrán obtener el ansiado permiso de residencia.
¿Por qué soportarán todo este penoso proceso?

 Para obtener una respuesta cierta a la anterior pregunta no hace falta dedicar mucho tiempo a la reflexión si conoces la realidad de sus vidas en su país de origen. Allí todavía vivirían en peores condiciones.
 Una vez se encuentran en España, la educación de los hijos y la sanidad de todos están garantizadas; las calidades de estos servicios aquí son impensables en Guatemala. Su integración entre nosotros, por similitudes culturales, es muy fácil. Con dificultades, pero dispondrán de un lugar para vivir mucho mejor del que disponían en su República. La alimentación básica, de una u otra forma, en nuestro país está garantizada; circunstancia que no siempre se cumple en los países pobres de Latinoamérica. Y, desde luego, mantendrán la esperanza de ofrecer a sus hijos e hijas mejores oportunidades de futuro aquí que allí.
 ¿Son razones suficientes para arriesgar todo lo que tienen, a veces incluso las vidas, para sobrellevar los sufrimientos que seguro encontrarán en este  largo proceso  que tiene como objetivo  encontrar “El Dorado” europeo?
 A la hora de valorar estos acontecimientos desde aquí, por nosotros, los españoles, considero muy importante que no olvidemos que España,

- hasta hace muy pocos años, era un país del que salían cientos de miles de personas al extranjero (Francia, Alemania, Suiza, América  ...).
- y que las naciones latinoamericanas siempre han acogido en su seno a los españoles sin ningún tipo de restricciones.

 Desde mi particular punto de vista, no cabe duda alguna respecto a la siguiente idea:  una de las mejores formas de frenar esta inmigración no regulada es procurar el desarrollo en los países de origen de estas personas a través de la cooperación internacional. Tarea a la que los miembros de ASOMURGUA dedicamos, gustosamente, parte de nuestro tiempo desde hace diez años.


                                            Santomera, marzo de 2.008.

                                              Fdo.: María López Saura.
                                          Vicepresidenta de ASOMURGUA.

 

                        C/ Del Limonar,6. C.P. 30140 . Santomera. Murcia. España.
                               Página en internet: http://www.asomurgua.org/
                                      E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla
                                  Teléfono: 968 86 02 19. Fax: 968 86 02 19.

 


 Image

Desnutrición, una de las causas de la emigración guatemalteca 

 

Image

Deficientes alimentación y atención sanitaria, otras de  las causas de la emigración de Guatemala. 

 

Image

Habitantes de la aldea Toajlaj, como se puede observar, la mayoría son mujeres y niños; los hombres están, como emigrantes, en Estados Unidos de América.

 
< Anterior   Siguiente >
 
Junio 2018 Julio 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Do
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Próximos eventos

No hay eventos planificados actualmente.

Relación horaria

VIAJE_GUATEMALA_2006_031.jpg